terça-feira, 25 de abril de 2017

San Rafael Arnáiz Barón – 26 de abril

«La cruz fue el único tesoro que tuvo este gran trapense, brillante arquitecto, un joven sensible y de gran finura humana y espiritual. Una diabetes terminó con su vida a temprana edad. Juan Pablo lo puso como modelo para los jóvenes»


Arnáiz Barón
Arnáiz Barón
(ZENIT – Madrid).- Nació en Burgos, España, el 9 de abril de 1911. Su inclinación a vivir por y para Dios fue manifiesta en la infancia. «¡Solo Dios llena el alma…, y la llena toda!», decía. En esa época dorada contrajo unas fiebres colibacilares. Cuando sanó, su padre, que había visto en la curación una intervención de María, lo consagró en Zaragoza a la Virgen del Pilar en el estío de 1922. Rafael no olvidó este hecho. «Honrando a la Virgen, amaremos más a Jesús; poniéndonos bajo su manto, comprenderemos mejor la misericordia divina». La enfermedad nunca le abandonaría. 

Era elegante, sensible. También caprichoso y tendente a la vanidad. Poseía una brillante inteligencia, con predominio de la intuición, que le permitió sobresalir en los estudios aunque no los cuidara debidamente. Se estableció con la familia en Oviedo, y al término de su formación básica se matriculó en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid. Hizo grandes amistades porque era una persona entrañable y cercana en la que se percibía la huella de Dios. Estaba vinculado al Apostolado de la Oración, a la Adoración Nocturna y a la Congregación de María Inmaculada. A los 19 años visitó el monasterio cisterciense de San Isidro de Dueñas y le atrajo poderosamente. El 16 de enero de 1934 ingresó en él, dejando atrás las previsiones eventuales de un futuro espléndido, y las posibilidades que le ofrecía cotidianamente el bienestar de su hogar paterno.

Su ilusión por entregarse a Dios a través de una vida penitente y contemplativa era más fuerte que todo. «La verdadera felicidad se encuentra en Dios y solamente en Dios». No contaba con la presencia repentina de la diabetes, temible entonces por sus funestas consecuencias, que le obligó a abandonar la Trapa en tres ocasiones. Comprendió el sentido purificador del dolor: «Cuando me veo otra vez en el mundo, enfermo, separado del monasterio, y en la situación en que me encuentro… veo que me era necesario, que la lección que estoy aprendiendo es muy útil, pues mi corazón está muy apegado a las criaturas, y Dios quiere que lo desate para entregárselo a Él solo». Su experiencia personal le permitía alumbrar la vida de otras personas y conducirlas a Dios. A su tía María, duquesa de Maqueda, le aconsejaba en 1935: «Déjate hacer; sufre, pero sufre amándole, amándole mucho a través de la oscuridad, a pesar de la tempestad que parece el Señor te ha puesto, a pesar de no verle, ama el madero desnudo de la cruz […]. Llora, llora todo lo que puedas y sufre, pero a los pies de la cruz, y sufre amando a Dios ¡qué felicidad!… Cómo te quiere Dios, ya lo verás algún día muy cercano». 

Su rica vida interior le había permitido conocer la estrecha simbiosis espiritual que existe entre el dolor y el gozo, experiencia que halla quien busca a Dios con purísimo corazón: «Muchas veces he pensado que el mayor consuelo es no tener ninguno; lo he pensado y lo he experimentado […]. Alguna vez he sentido en mi corazón pequeños latidos de amor a Dios… Ansias de Él y desprecio del mundo y de mí mismo. Alguna vez he sentido el consuelo enorme e inmenso de verme solo y abandonado en los brazos de Dios. Soledad con Dios. Nadie que no lo haya experimentado, lo puede saber, y yo no lo sé explicar. Pero solo sé decir que es un consuelo que solo se experimenta en el sufrir…, y en el sufrir solo… y con Dios, está la verdadera alegría». Sus sentimientos recuerdan a las vivencias místicas de Juan de la Cruz y de Teresa de Jesús: «Es un nada desear más que sufrir. Es un ansia muy grande de vivir y morir ignorado de los hombres y del mundo entero… Es un deseo grande de todo lo que es voluntad de Dios… Es no querer nada fuera de Él… Es querer y no querer. No sé, no me sé explicar… solo Dios me entiende…». 

En este camino de perfección iba dejando atrás lastres que en otro tiempo le habían pesado: «Todo va cambiando en mi alma. Lo que antes me hacía sufrir…, ahora me es indiferente; en cambio, voy encontrando los repliegues en mi corazón que estaban escondidos, y que ahora salen a la luz […]. Lo que antes me humillaba, ahora casi me causa risa. Ya no me importa mi situación de Oblato […]. Veo que el último lugar es el mejor de todos; me alegro de no ser nada ni nadie, estoy encantado con mi enfermedad que me da motivos para padecer físicamente y moralmente…». El eje de su vida era Cristo: «Mi centro es Jesús, es su cruz». La conciencia de su indignidad le hacía decir: «He sido un gran pecador… Perdóname, Señor, lo que digo… Yo, Señor, nada quiero, nada me importa… solo Tú… No me hagas caso, Señor… soy un niño caprichoso. Pero Tú tienes la culpa, mi Dios…¡si no me quisieras tanto!».

Resistiéndose a abandonar su vida religiosa, regresó al monasterio una cuarta vez. Tomó la decisión, aún cuando era realmente penosa y suponía un acto heroico para una situación como la suya, con una naturaleza débil que tenía que luchar contra la enfermedad. «Si lo que deseas es… mis sufrimientos, tómalos todos, Señor». Ofreció a Dios en holocausto su personal calvario, dejando brotar el potente caudal de su amor. De él quedan magistrales trazos en sus escritos, prolongación post mortem de su fecunda actividad apostólica. En ellos se detecta la finura y profundidad de esta alma delicada. «Solamente en el silencio se puede vivir, pero no en el silencio de palabras y de obras…, no; es otra cosa muy difícil de explicar… Es el silencio del que quiere mucho, mucho, y no sabe qué decir, ni qué pensar, ni qué desear, ni qué hacer… Solo Dios allá adentro, muy calladito, esperando, esperando, no sé…, es muy bueno el Señor». 

Era un esteta que soñó volcar en la pintura la belleza del amor divino que selló su espíritu. Murió a consecuencia de un coma diabético el 26 de abril de 1938. Tenía 27 años. Sus restos yacen en el cementerio del monasterio. El 19 de agosto de 1989 Juan Pablo II, en la Jornada mundial de la juventud, lo propuso como modelo para los jóvenes. El 27 de septiembre de 1992 lo beatificó. Y Benedicto XVI lo canonizó el 11 de octubre de 2009.

in



San Pedro de San José Betancur – 25 de abril

«Este insigne apóstol de América central, sabio en misericordia, se ocupó especialmente de los desheredados, aunque derramó su caridad sobre todos. Un hombre de tanta ternura en su trato que fue denominado madre de Guatemala»


San Pedro de San José Betancur (Wiki commons - Polylerus)
San Pedro de San José Betancur (Wiki commons - Polylerus)
El humilde «Hermano Pedro», gran apóstol de América central, nació en Vilaflor, Tenerife, Islas Canarias, España, el 21 de marzo de 1626, en el seno de una familia dedicada al pastoreo y a la agricultura. Tuvo cinco hermanos que, como él, recibieron de sus padres la preciada herencia de la fe. De niño hincaba el cayado en el suelo con la idea de que le sirviera como reloj de sol; de ese modo podía controlar los momentos en los que debía abstenerse de comer y beber a fin de guardar el ayuno eucarístico. Ya entonces hacía penitencia y oraba de rodillas con los brazos en cruz, alabando a Dios, sin medir el tiempo. Al perder a su padre se ocupó de gestionar el modesto patrimonio que poseían. Un pariente suyo, fray Luis, trajo noticias de las misiones y de la labor evangelizadora que se llevaba a cabo allende los mares. Pedro sintió grandes ansias de partir allí. No eran los planes de su madre, que soñaba en su matrimonio, pero su inclinación era servir a la Iglesia. Con todo, sometió a Dios su voluntad.

Tenía una tía a la que calificaba como «mujer de Iglesia», y habiendo tomado un tiempo para orar quiso conocer su parecer. Ella le señaló las Indias: «Debes salir al encuentro de Dios, como Pedro sobre las aguas». Poco tiempo después, otro anciano venerable ratificó este juicio. Pedro partió a La Habana donde llegó con 23 años. Trabajó como tejedor, pero no identificaba el lugar en el que habría de llevar a cabo su misión y se trasladó a Honduras. Al oír hablar de Guatemala tuvo la certeza de que era su destino.

Entró en Santiago de los Caballeros de Guatemala, la antigua capital, el 18 febrero de 1651, rezando la Salve Regina. Ese día tembló la tierra y fueron incontables los damnificados. Él mismo, agotado, cayó enfermo y fue ingresado en hospital real de Santiago. Solo, sin referencias, ni medios, tuvo ocasión de convivir con los pobres y abandonados, muchos de ellos indios y negros. Cuando sanó, entró en contacto con los terciarios franciscanos. Las buenas amistades que iba amasando le prestaban libros piadosos. Aprendió a leer y a escribir. Y a finales de 1653 ingresó en la Congregación mariana de los jesuitas y se hizo hermano de la cuerda de San Francisco. Al año siguiente se unió a la hermandad de la Virgen del Carmen.

Ya tenía 27 años y acariciaba el sueño de ser sacerdote, pero el latín se le resistía. Tras diversas peripecias desistió de este anhelo y se fue a Petapa. En la ermita de los dominicos rezó ante la imagen de la Virgen del Rosario. Salió con dos ideas claras. Una, olvidarse del tema del sacerdocio. Otra, que debía regresar a Guatemala. Su confesor, el padre Espino, le sugirió que viviese en el Calvario. Y el 8 de julio de 1656 fue recibido en la Orden Tercera franciscana. Le vetaron ciertas penitencias que quiso realizar con afán de mortificación, y se sometió humildemente al juicio de sus superiores: «Más vale el gordo alegre, humilde y obediente, que el flaco triste, soberbio y penitente», decía. Alguien le preguntó qué es orar, y respondió: «estar en la presencia de Dios» […}. «Estarse todo el día y la noche alabando a Dios, amando a Dios, obrando por Dios, comunicando con Dios». Una vez, viéndole a pleno sol, quisieron saber por qué no se cubría. En su réplica estaba la clave: su familiaridad con las Personas Divinas: «Bien está sin sombrero quien está en la presencia de Dios».

Le encomendaron la tutela de la ermita del Calvario, cercana al convento, y fue su sacristán. En 1658, de la nada, confiando en la Providencia, abrió la «casita de la Virgen» que puso bajo el amparo de Santa María de Belén. Rememoraba con ella el modesto lugar donde Cristo nació. Allí inició una labor asistencial impregnada de misericordia. Las humildes moradas de los pobres, las cárceles y los hospitales comenzaron a sentir el influjo de la presencia de este gran apóstol. Se ocupó de los emigrantes que se hallaban sin trabajo, así como de los numerosos adolescentes que vagaban sin rumbo fijo y sin instrucción, cebo predilecto para desaprensivos, abocados a toda clase de males. Eran blancos, mestizos y negros. Los peligros no distinguen el color; acechan a cualquiera. De modo que pensando en tantos desheredados, puso en marcha una primera fundación para acogerlos. La formación humana y espiritual que les proporcionó seguía una línea pedagógica novedosa que continúa llamando la atención.

Pedro no se conformó con esta acción apostólica. Construyó una escuela, una enfermería, un hospital para convalecientes, un oratorio y una posada para estudiantes universitarios y clérigos que iban de paso, dos colectivos a los que les venía bien hallar alojamiento económico y seguro. La Eucaristía, la Pasión y el Nacimiento de Belén eran, junto a la oración, pilares de su vida. Perseguía, sobre todo, yacer oculto en Dios y desde esta centralidad suplicaba la conversión de los pecadores. Solía buscarlos por las calles de noche y de día con un mensaje transparente y directo: «Acordaos, hermanos, que un alma tenemos y, si la perdemos, no la recobramos».

En 1665 el obispo le permitió llamarse Pedro de San José. Era tanta su virtud que poco a poco se fueron uniendo al proyecto otros terciarios. Le ayudaban y compartían con él la penitencia y la oración. Viendo que este vínculo establecido en su derredor había dado lugar a una vida comunitaria, escribió unas reglas que no solo les comprometían a ellos sino también a las mujeres encargadas de la educación de los niños. Así florecieron las órdenes de los bethlemitas y de las bethlemitas, reconocidas por la Santa Sede en 1673. Los ciudadanos guatemaltecos denominaron a Pedro: «Madre de Guatemala». Eso da idea de la impresión de tutela en todos los ámbitos que había ejercido con ellos con su admirable caridad. Murió el 25 de abril de 1667 debido a una bronconeumonía que atacó a su organismo debilitado por las mortificaciones y los ayunos. Apenas contaba con 41 años. Uno de sus biógrafos lo ha calificado como «sabio en misericordia». Juan Pablo II lo beatificó el 22 de junio de 1980, y lo canonizó el 30 de julio de 2002.

in



Atentado a cristianos en Egipto: el perdón de una viuda conmueve a los musulmanes

Pocos días antes del viaje pontificio a El Cairo


El periodistas Amr Adeeb queda desconcertado y admirado por el testimonio de la viuda.
El periodistas Amr Adeeb queda desconcertado y admirado por el testimonio de la viuda.
(ZENIT – Roma, 25 Abr. 2017).- Cuando faltan pocos días para el viaje del papa a Egipto, programado para este viernes 28 y sábado 29, el testimonio de una viuda tras reciente ataque suicida a la catedral de Alejandría, fue transmitido por la televisión SAT 2000, de los obispos de Italia.

“No guardo odio hacia quien asesinó a mi marido, y me dirijo a él: pueda el Señor concederte el perdón”. Su marido Naseem Faheemera custodio de la catedral de Alejandría y murió asesinado el domingo de Ramos en la iglesia, tratando de evitar la masacre perpetrada por un fundamentalista suicida que se hizo explotar al atacar la comunidad copta ortodoxa reunida en oración.

La viuda entrevistada por una televisión de Egipto se dirige al asesino y le dice: “Hijo mío, créeme te estás equivocando. Mi marido no está más pero le pido a Dios que te tenga misericordia”.

E interroga a los terroristas: “¿Lo que están haciendo es justo o es equivocado? Créanme les perdono, han llevado a mi marido a un lugar que nunca habría ni siquiera soñado. Creanme estoy orgullosa de mi marido y hubiera querido estar allí a su lado y les agradezco”.

Amr adib, uno de los periodistas musulmanes más famosos del país al escuchar el testimonio de la viuda se queda mudo, y después de 12 segundos interminable para una directa televisiva, hace un profundo respiro y dice: “Los cristianos de Egipto son de acero, desde hace cientos de años soportan atrocidades y desastres, aman profundamente esta tierra y soportan todo por la salvación de esta nación”.

“Pero sobre todo –prosigue el periodista– cuánto es grande vuestra capacidad de perdón. Si vuestros enemigos lo supieran no les creerían. Si hubiera sucedido con mi padre nunca podría haberlo dicho. Esta es su fe, su religión. Esta gente está hecha de una sustancia diversa”.

“Naseem es un héroe un mártir, un ejemplo para todos nosotros y para aquellos que están sentados y critican al país. Egipto va adelante gracias a la paciencia, a la perseverancia y a la resistencia de esta gran mujer, y de sus hijos en los que vive aún el padre, crecidos para ser verdaderos hombres”.

in



Visita ao Egito: Papa Francisco enviou uma mensagem video

Desejo que esta visita seja uma mensagem a todos os cristãos do Médio Oriente e de amizade aos habitantes do Egito e da Região


Quadro na pontificia academia das ciências
Quadro na pontificia academia das ciências
(ZENIT – Cidade do Vaticano, Abr. 2017).- O Papa Francisco gravou una mensagem em video que será transmitida pela TV egípcia, poucos dias antes da sua visita ao país, a sexta-feira 28 e sábado 29 de abril.

“Com o coração repleto de júbilo e gratidão -diz o Papa Francisco- irei dentro de poucos dias, visitar a vossa querida Pátria: berço de civilização, dom do Nilo, terra do sol e da hospitalidade, onde viveram Patriarcas e Profetas e onde fez ouvir a sua voz o Deus Clemente e Misericordioso, Omnipotente e Único”.

“Estou verdadeiramente feliz por vir como amigo, como mensageiro de paz e como peregrino ao País que, há mais de dois mil anos, ofereceu refúgio e hospitalidade à Sagrada Família, quando teve de fugir das ameaças do rei Herodes (cf. Mt 2, 1-16). Sinto-me honrado em vir à terra visitada pela Sagrada Família!”.

“Saúdo-vos cordialmente e vos agradeço por me terdes convidado a visitar o Egito, por vós designado «Umm il Dugna (Mãe do universo)». Agradeço vivamente ao Senhor Presidente da República, a Sua Santidade o Patriarca Tawadros II, ao Grande Imã de Al-Azhar e ao Patriarca Copto-Católico, que me convidaram; e agradeço a todos e cada um de vós que me dais espaço nos vossos corações. Obrigado também a todas as pessoas que trabalharam, e estão a trabalhar, para tornar possível esta viagem”.

“Desejo que esta visita seja um abraço de consolação e encorajamento a todos os cristãos do Médio Oriente; uma mensagem de amizade e estima a todos os habitantes do Egito e da Região; uma mensagem de fraternidade e reconciliação para todos os filhos de Abraão, particularmente ao mundo islâmico onde ocupa lugar de destaque o Egito. Faço votos de que possa ser uma válida contribuição também para o diálogo inter-religioso com o mundo islâmico e para o diálogo ecuménico com a venerada e amada Igreja Copto-Ortodoxa”.

“O nosso mundo, dilacerado por uma violência cega, que feriu também o coração da vossa amada terra, precisa de paz, amor e misericórdia; precisa de obreiros de paz e de pessoas livres e libertadoras, pessoas corajosas que saibam aprender do passado para construir o futuro sem se fechar nos preconceitos; precisa de construtores de pontes de paz, de diálogo, de fraternidade, de justiça e de humanidade”.

“Queridos irmãos egípcios, jovens e idosos, mulheres e homens, muçulmanos e cristãos, ricos e pobres! Abraço-vos cordialmente e peço a Deus Omnipotente que vos abençoe e proteja o vosso País de todo o mal”.

Por favor, rezai por mim. Shukran wa Tahiaì Misr (Obrigado e Viva o Egito)!

in



Papa: anunciar o Evangelho com humildade, não com o poder

Nesta terça-feira a missa foi concelebrada pelos cardeais do C9



(ZENIT – Cidade do Vaticano, Abr. 2017).- O Papa Francisco na sua homilia nesta terça-feira na capela do Casa Santa Marta no Vaticano comentou o Evangelho do dia, em que Jesus convida os discípulos a saírem para anunciar. A missa foi concelebrada pelos cardeais conselheiros do grupo de trabalho instituído pelo Papa Francisco para a reforma da Cúria Romana, o C9.

E’ preciso “ir onde Jesus não é conhecido e onde Jesus é perseguido ou desfigurado, para proclamar o verdadeiro Evangelho” disse o Papa.

“Sair para anunciar. E nesta saída está a vida, se joga a vida do pregador. Ele não está protegido, não há seguro de vida para o pregador. E se um pregador busca um seguro de vida, não é um verdadeiro pregador do Evangelho: não sai, permanece protegido. Primeiro: ir, sair. O Evangelho, o anúncio de Jesus Cristo, se faz em saída, sempre; em caminho, sempre. Seja em caminho físico, seja em caminho espiritual do sofrimento: pensemos no anúncio do Evangelho que tantos doentes fazem – tantos doentes! – que oferecem a dor pela Igreja, pelos cristãos. Mas sempre saem de si mesmos”.

O Papa se questiona como é “o estilo deste anúncio?”. São Pedro, que foi propriamente o mestre de Marcos é muito claro na descrição deste estilo: “O Evangelho deve ser anunciado em humildade, porque o Filho de Deus se humilhou, se aniquilou. O estilo de Deus é este” e “não existe outro”. “O anúncio do Evangelho não é um carnaval, uma festa”. Este “não é o anúncio do Evangelho”.

“O Evangelho não pode ser anunciado com o poder humano, não pode ser anunciado com o espírito de escalada, de subir”, “este não é o Evangelho”. Portanto, todos somos chamados a revestir-se de “humildade uns pelos outros”, porque “Deus resiste aos soberbos, mas dá graça aos humildes”.

“E por que esta humildade é necessária? Justamente porque nós levamos avante um anúncio de humilhação, de glória, mas através da humilhação. E o anúncio do Evangelho sofre a tentação: a tentação do poder, a tentação da soberba, a tentação da mundanidade, de tantas mundanidades que existem e nos levam a pregar ou a recitar; porque não é pregação um Evangelho aguado, sem força, um Evangelho sem Cristo crucificado e ressuscitado. E por isso Pedro diz: ‘Cuidado…o inimigo de vocês, o diabo, assim como um leão faminto circula buscando alguém para devorar. Resistam, firmes na fé, sabendo que os mesmos sofrimentos são impostos aos seus irmãos espalhados pelo mundo’. O verdadeiro o anúncio do Evangelho sofre a tentação”.

Francisco acrescentou que se um cristão afirma que anuncia o Evangelho, “mas nunca sofre tentação”, significa então que o “diabo não se preocupa” porque “estamos pregando algo que não serve”.

“Por isso, na pregação verdadeira, há sempre algo de tentação e também de perseguição”. O Papa destacou que, quando estamos no sofrimento, será “o Senhor a nos resgatar, a dar força, porque é isto que Jesus prometeu quando enviou os Apóstolos”.

“Será o Senhor a nos confortar, a nos dar força para ir avante, porque Ele age connosco se formos fiéis ao anúncio do Evangelho, se sairmos de nós mesmos para pregar Cristo crucificado, escândalo e loucura, e se nós fizermos isso com um estilo de humildade, de verdadeira humildade. Que o Senhor nos dê esta graça, como batizados, todos, de empreender o caminho da evangelização com humildade, com confiança Nele, anunciando o verdadeiro Evangelho: ‘O Verbo se fez carne’. O Verbo de Deus se fez carne. E esta é uma loucura, é um escândalo; mas fazê-lo na consciência de que o Senhor está do nosso lado, age connosco e confirma o nosso trabalho”.

in



Escondidos y en pequeños grupos: así viven su fe los cristianos convertidos del islam en Marruecos

ReL  24 abril 2017

Mustapha Susi, hijo de un imán, se convirtió al
cristianismo y decidió hacerlo público
Aunque en Marruecos el islam más extremista esté bajo control y pese a las ligeras aperturas del régimen, la situación para los cristianos en este país norteafricano es muy precaria. El proselitismo está penado con cárcel y no se pueden difundir mensajes no islámicos. Incluso se han producido la expulsión de misioneros extranjeros.

¿Cómo es la vida de los cristianos marroquíes? En un reportaje de Sonia Moreno en El Español se muestra la vida oculta de un musulmán convertido al cristianismo, el precio que ha pagado por ello y cómo se organizan de manera clandestina estos cristianos para poder reunirse y rezar juntos:

"Es el momento de dejar de poner la luz en un cajón", afirma rotundamente Mustapha Susi haciendo alusión a un proverbio francés extraído del Evangelio de San Lucas. En definitiva, se refiere a "salir a la luz" y declarar voluntaria y públicamente que es cristiano, algo que ha mantenido oculto para no ser estigmatizado.

Marroquí y cristiano
"Soy 100 por cien marroquí, amo a mi país, a mi rey, a nuestro pueblo, pero soy cristiano", afirma Mustapha Susi en un entrevista con EL ESPAÑOL. Sí, tiene nombre musulmán, y considera una "tontería" cambiárselo porque "aparece en la Biblia, como Ali, Abdulah o Mohamed; éste existía antes de que el Profeta naciera". De hecho sus hijos se llaman Ousama y Nada. De todos modos, aunque quisiera usar un nombre bíblico no podría en Marruecos, donde están prohibidos.
 


Su familia ha tenido que huir por seguridad
Susi es señalado en su ciudad, Taroudant (a 80 kilómetros de Agadir) y arrinconado en su trabajo por convertirse al cristianismo y, sobre todo, por confesarlo públicamente. Discriminación que también sufre su familia. Su mujer y sus hijos se vieron obligados a trasladarse a vivir a 600 kilómetros para que "en el colegio dejaran de molestar y discriminar a mis niños". A pesar de ello, Mustapha quiere ir con la verdad por delante y desde hace tres meses confiesa abiertamente: "Soy cristiano". Inmediatamente aclara: "No vengo de la luna, tengo DNI marroquí, bebo té y visto con yilaba". Es decir, hace lo que cualquier marroquí, solo que tiene una religión diferente a la musulmana, algo que los marroquíes no "consideran normal y no aceptan".

El padre de Susi era el imán de Taroudant, una localidad "muy cerrada y religiosa" al sur de Marruecos. "La mayoría de los cristianos se concentran en la región del sur, desde Marrakech a Dakhla, porque es la más islámica", explica Susi. Allí estudian el Corán "intensamente" y entonces "es más sencillo que encuentren contradicciones". Su progenitor le obligó a seguir los estudios islámicos, pero una década después propuso a su grupo de la escuela coránica realizar un análisis bíblico. "No tenía las cosas claras y sentía que mi corazón estaba vacío", aunque sus compañeros creyeron que Susi realizaba un lectura comparativa del Corán y la Biblia "para encontrar las contradicciones" del texto cristiano. Siete años leyendo e interpretando la Biblia, y se cambió de religión.

"No estoy solo"
"Pensaba que era el único cristiano en el país" cuando en 1994 se convirtió al cristianismo. Sin embargo, un año después recibió una invitación para asistir a una fiesta de Navidad en Agadir y allí se encontró con más de treinta marroquíes cristianos. Entonces pensó, "no estoy solo", y comenzó a establecer relaciones religiosas en todas las ciudades del país.

"En Taroudant la gente lo sabía", pero la confesión de "viva voz" le ha apartado de la sociedad. Su familia "practicante y cerrada" le ha retirado la palabra, incluso "me han pedido que me quite el apellido". Su padre ha muerto y de los 7 hermanos que tiene, solo dos le hablan. "Únicamente para saludarme por la calle de lejos y de paso". En la comuna donde trabaja, una institución similar al ayuntamiento español, "me han quitado las carpetas y el trabajo, me han dejado solo en el despacho con una silla y una mesa".

Culto cristiano en la clandestinidad
Tras dos encuentros, el primero telefónico y el segundo en persona en Casablanca, Susi invita a EL ESPAÑOL a asistir a una reunión clandestina en Marrakech, en casa de Nadia y Fouad, nombres ficticios porque prefieren mantenerse en el anonimato. Esta pareja hace 25 años que es cristiana y ofrece su casa acomodada cada sábado por la tarde a "sus hermanos" para reunirse a rezar, a leer la Sagrada Escritura, interpretar y comentar los pasajes, y cantar. Todo en dariya, el árabe dialectal de Marruecos.


En una estantería del rincón del salón tradicional marroquí se amontonan varias biblias en árabe y una en inglés. Este Sábado de Gloria se las reparten para leer juntos el pasaje donde Jesús sube con la cruz a cuestas por el camino de Calvario para después ser crucificado.

"La mayoría se esconde por miedo"
Seis hombres y Nadia. Celebran la Semana Santa "escondidos porque no tenemos el derecho a compartir nuestra felicidad con otros cristianos en público". Dirige la ceremonia Rachid Imounan, el pastor de Agadir, que viajó para la ocasión, igual que Susi, pastor en Taroudant. Comparten té y aseguran que es "el momento de salir, de hablar". Rachid quiere "dar la cara y salir en la cámara", además, muestra en su móvil el sitio web Alakhbar Assara, que han puesto en marcha para difundir el cristianismo y donde predican la fe. Él mismo comenzó a conocer la religión cristiana a través del canal francés Montecarlo, que emite en onda media. Precisamente la radio y la televisión son las "responsables" de que cada día más marroquíes llamen a la puerta de los grupos de cristianos.

Es difícil dar un número exacto de marroquíes conversos porque "la mayoría se esconde por miedo", pero según las estimaciones de un estudio americano de 2014 habría entre 8.000 y 10.000 fieles. "Hay más, pero no lo dicen porque no es fácil en un país musulmán, donde te quedas sin trabajo y tu familia te repudia", explica Nadia. En lo que llevamos de año, a las reuniones cristianas de esta pareja se han unido cuatro nuevos conversos. Uno el estudiante y veinteañero Said, que confiesa "de momento no se lo he dicho a nadie, pero creo que con mis amigos no tendré problemas porque muchos de ellos son ateos".

Susi incluso se atreve a hablar de hasta un millón de cristianos conversos en Marruecos. Y recuerda cómo en 2010, las autoridades marroquíes expulsaron a todos los misioneros que vivían en Marruecos y "crearon una crisis en las iglesias del país". El 80% cerraron. Entonces los cristianos consideraron "necesario cambiar la estrategia de trabajo porque si un extranjero dirigía un grupo, la autoridad lo expulsaba y éste desaparecía". Es cuando los marroquíes comienzan a ponerse al frente de las comunidades que no pueden ser numerosas para no llamar la atención. En cada ciudad hay un pastor, que estudia la Biblia y teología por correspondencia. Es el caso de Susi, Rachid o Fouad, en Taroudant, Agadir y Marrakech.

Exigen libertades individuales al Gobierno
En la reunión clandestina de Marrakech estaban parte de los miembros de la Coordinadora Nacional de Marroquíes Cristianos que se reunieron en Rabat con el secretario general del Consejo Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Mohamed Sebbar, el 27 de marzo para solicitar sus libertades individuales. Las peticiones "son sencillas", enumera Susi; un matrimonio civil "porque en Marruecos solo te puedes casar por el rito musulmán", enterrarse en cementerios cristianos, libre elección de la asignatura de religión en el colegio "ya que solo puedes estudiar el islam", poner nombres bíblicos a nuestros hijos, y poder rezar en las iglesias para dejar "las congregaciones secretas" dado que la libertad de culto solo está garantizada para los extranjeros.

Acudieron a Rabat con la Constitución debajo del brazo. El artículo 161 recoge que el CNDH "es una institución nacional pluralista e independiente encargada de conocer todas las cuestiones relativas a la defensa y protección de los derechos humanos y de las libertades, de la garantía de su pleno ejercicio y de su promoción, así como de la preservación de la dignidad, de los derechos y de las libertades individuales y colectivas de las ciudadanas y de los ciudadanos y ello con estricto respeto de los referentes nacionales y universales".


Se sienten satisfechos porque "por primera vez nos escuchan" y Sabber les aseguró que "hará todo el esfuerzo para que las peticiones lleguen al ministerio y que nos defenderá hasta que los cristianos marroquíes veamos la libertad de verdad". Por si no fuera suficiente, el pasado jueves 13 de abril enviaron una carta al nuevo primer ministro, Saad-Edinne El Othmani, con las mismas peticiones que han defendido en el CNDH.

Estas primeras cinco demandas dependen del Gobierno pero hay otras que "tendremos que realizar nosotros con el tiempo", como la creación de una televisión o que "en las escuelas se imparta una asignatura específica de religión cristiana".

Un país islámico moderado pero con leyes férreas
Susi considera que "Marruecos es un país un poco abierto en cuanto al Gobierno, que acepta bien mezclarse con otras religiones, pero el problema por el momento es la población que no entiende las ideas diferentes". Desde la Coordinadora consideran que para terminar con la situación de "discriminación y ocultismo", las asociaciones y políticos en contacto con la población civil "tienen que informar, hablar con los ciudadanos de que no solo hay musulmanes en Marruecos, también están los cristianos, los judíos, y otras religiones".

A pesar de la apertura, el artículo 220 del Código Penal castiga hasta con seis meses de prisión a "cualquiera que incite a un musulmán a flaquear en la fe y convertirse a otra religión", pero se aplica con frecuencia a los musulmanes que se convierten. Todavía se recuerda el caso de Mohamed Al Biladi, un cristiano arrestado en su pueblo y condenado a dos años y medio de cárcel en tan solo 48 horas. Es cierto que la presión internacional obligó al juez a dejarlo en libertad provisional durante el proceso.

El texto de los ulemas
En el documento La vida de los ulemas, presentado este año por el consejo de autoridades islámicas, se propone que la apostasía de la religión islámica sólo debería castigarse con la muerte en contextos que implicasen "alta traición a la nación", un "pasarse al enemigo con revelación de secretos", lo que las leyes internacionales recogen como traición. Una reinterpretación de una ley que evita que se castigue el cambio de religión con la pena de muerte.

Efectivamente, todos los conversos coinciden en que "antes era más difícil ", que "hay un tiempo para cada cosa" y parece que el 2017 es el año en que saldrán a la luz los rostros y voces de algunos "cristianos valientes".

in



Sin coche blindado y discurso clave en Al-Azhar: todos los detalles del viaje del Papa a Egipto

ReL  24 abril 2017

La Santa Sede ha informado sobre el viaje
del Papa este fin de semana
Este sábado el Papa Francisco realizará el esperado viaje a Egipto donde permanecerá una noche y en el que se convertirá junto a su visita a República Centroafricana en una de las salidas más peligrosas que ha realizado en sus 18 viajes internacionales.

Los atentados en las iglesias coptas el Domingo de Ramos y los ataques yihadistas en el Sinaí han provocado una enorme preocupación por la seguridad del Papa. Este lunes, el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, ha explicado en qué consistirá este viaje papal en el que ha sido preguntado irremediablemente por las medidas de seguridad.

“Estamos en un mundo globalizado, las medidas de seguridad son altas en todas partes. No usaría la palabra preocupación pero vivimos en un mundo en donde el peligro de atentados es parte de la vida”, dijo el representante vaticano, que concluyó asegurando que “las medidas son como la de tantos viajes”.

Sin coche blindado
Eso sí, Burke agregó que el Papa no irá en coche blindado pues “el Santo Padre lo quiso así”. Aunque el vehículo sí que será cubierto.

Tal y como informa Zenit, el director de la Oficina de Prensa señaló que los efectivos de seguridad del Vaticano “son siempre los mismos” y que “las autoridades locales quieren que las cosas vayan bien”.

Ya centrado en la naturaleza de esta importante visita, Burke indicó que “en el viaje del Papa a Egipto hay tres motivos: “una dimensión pastoral con la comunidad católica aunque pequeña; una dimensión ecuménica con los cristianos coptos ortodoxos; y una interreligiosa con los musulmanes”.

El Papa ha decidido "seguir adelante"
“A pesar del último atentado el Papa ha decidido seguir adelante con el viaje y mostrar así un signo de cercanía con este pueblo herido. Seguimos adelante, con serenidad, como es la voluntad del Papa”.

 “Con este son 18 los viajes internacionales y habrá visitado 27 países”, dijo,  indicando que “es la segunda visita de un Pontífice a Egipto después de la de san Juan Pablo II en el 2000”. Precisó que ha sido invitado por el presidente Abdelfatah Al-Sisi, por el papa copto Tawadros II, por los obispos locales y por la universidad de Al-Azhar”.

El Papa tendrá en total cinco discursos –preció el portavoz al explicar el programa– el primero en la Conferencia internacional, después con las autoridades, con el papa Tawadros, su homilía y en el encuentro con el clero y religiosos”.

Discurso clave en Al-Azhar
Añadió que viajará también el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano; los cardenales Sandri y Kurt Koch, del Pontificio Consejo para las Iglesias Orientales y de Pontificio Consejo para la unidad de los cristianos respectivamente. También el nuncio apostólico en Egipto, Bruno Musaró, y que el interprete será el secretario del Papa y oficial de la Secretaría de estado, Yoannis Lahzi Gaid.

En Egipto hay casi casi 90 millones de habitantes, señaló el portavoz, de los cuales la mayoría son Sunitas, un diez por ciento Ortodoxos coptos y hay una pequeña comunidad católica, con diversos ritos: latino, armenio, maronitas, coptos y otros. Los obispos están reunidos en una Asamblea de la Jerarquía Católica. Recordó también la importante tradición cristiana de Alejandría que tiene no solamente una gran biblioteca, pero una importante escuela de catequesis, con San Jerónimo.

Uno de los momentos centrales de la visita y que más importancia tendrá será el mensaje que el Papa realice a los musulmanes. En la Universidad de Al-Azhar, de referencia en el mundo islámico, Francisco realizará una intervención en el marco de una conferencia internacional sobre la paz.

Oración conjunta entre Francisco Tawadros II
Después del encuentro, Tawadros II y Francisco realizarán una oración conjunta en la iglesia de San Pedro, por las víctimas de todos los atentados, indicó el portavoz.

El sábado por la mañana se desarrollará el gran acto central con una misa en el Estadio de la Aeronáutica donde al final de la celebración el patriarca de Antioquía dirigirá unas palabras al Papa.

A continuación será el almuerzo con los obispos egipcios y el séquito papal. Y un poco más tarde el encuentro de oración con el clero, los religiosos y religiosas, y los seminaristas, en dónde el Papa bendecirá los hábitos de los futuros consagrados.

Programa del Papa Francisco en su viaje a Egipto

in



Probó muchas religiones, pero un día entró en la catedral, sintió una Presencia y ahora se bautiza

Ella no sabía nada del catolicismo, sólo prejuicios por la prensa

Rachel Corbin sintió una presencia al entrar en la catedral de Savannah... y decidió investigar más
P.J.G./ReL   25 abril 2017

Rachel Corbin es una joven norteamericana que ha sido bautizada en esta Pascua, en Savannah, Estados Unidos. Dice que hace unos pocos meses no podía ni imaginar que algo así sucedería.

Ella no sabía nada del catolicismo, sólo sabía que los católicos tenían “ya sabes, rosarios e iconos”.

Ella siempre tuvo interés en las cosas religiosas y espirituales. Ella lo explica así a Southern Cross, el diario de la diócesis de Savannah: “Probé muchas religiones distintas y, simplemente, no llenaban. Siempre sentía que algo faltaba, siempre había dudas en los caminos espirituales que tomaba. Nunca había la plenitud que buscaba. Era como estar sumergida bajo el agua intentando llegar a la superficie, a que algo me agarrase desde arriba para salir”.

Un bonita catedral: "entremos"
Visitando a su prometido en Savannah vio la catedral (savannahcathedral.org). “Mira, es realmente bonita, ¿podemos entrar?”, le dijo. “Sí, vamos a verla, nunca estuve aquí”, dijo él.

Y nada más entrar, sucedió.

“Fuimos y fue como ‘bum’, ¿sabes? Lo primero que sentí fue como una presencia muy fuerte, que no era abrumadora, ni nada malo, sino como una presencia que daba la bienvenida. Casi como tranquilizándome. Nunca había sentido eso antes. Pensé que era muy extraño, y empecé a apreciar todo lo que había allí. Pensé: quizá aquí hay algo que debería examinar...”

Al principio solo quería eso, examinar, explorar esas “cosas católicas” de las que no sabía nada de nada. Pensó: “tengo Pinterest, puedo buscar temas, puedo aprender un poquito...”. “Siempre me ha interesado la religión, aprender cosas”. Simplemente, reconoce, “tenía  muchos prejuicios contra el cristianismo”.

La catedral de san Juan Bautista, en Savannah, por dentro
La respuesta correcta pero exigente
Pero investigando el catolicismo y leyendo empezó a pensar, después de haber explorado antes otras religiones y opciones: “Quizá esta es la respuesta correcta”.

Veía obstáculos. La vida católica es exigente, una apuesta firme por el bien, la virtud, el caminar con Dios... “He sufrido de baja autoestima, de dudar sobre mí misma, y pensaba, ‘no sé si yo podría ser una buena católica’”.

Pero una noche rezó a Dios y le dijo: “Si esto es lo correcto, simplemente ponte detrás de mí y empújame al otro lado de la puerta. Y eso es lo que pasó”.

Asombrada por la acogida
Una cosa que le asombró de ser acogida en la Iglesia y de conocer cristianos es “lo acogedores que son”. “Desde fuera todo parecía muy conservador, como una comunidad muy cerrada, o eso es lo que los medios de comunicación muestran, pero en realidad es todo extremadamente acogedor. Gente supermaja”.

Han pasado solo unos meses desde que sintió aquella presencia al entrar en la catedral pero hoy tiene clara su opción: “Esto es lo que Dios quiere que haga, es lo que está bien”.

in



Os bispos e o 25 de Abril

Os bispos e o 25 de Abril
Quando se deu o 25 de abril de 1974, os bispos estavam reunidos em Fátima. Passados 43 anos, a Conferência Episcopal Portuguesa (CEP) também está congregada naquele santuário mariano.
No discurso de abertura, o presidente da CEP realça que no centenário das visões da Cova da Iria o Papa Francisco traz uma mensagem de esperança num “cenário mundial agitado”.

O Presidente da República vai condecorar a título póstumo, esta terça-feira, às 14:00, o antigo bispo do Porto, D. António Ferreira Gomes. O presidente da Fundação Spes, José Ferreira Gomes, vai receber das mãos de Marcelo Rebelo Sousa a condecoração atribuída ao bispo que esteve exilado nos tempos de António de Oliveira Salazar.

A Basílica de Nossa Senhora do Rosário, em Fátima, acolhe esta terça-feira, 25 de abril, o nono encontro de Coros Infantis, que conta com a participação de quatro agrupamentos, um deles da Catalunha. A iniciativa pretende promover e valorizar a prática musical religiosa de crianças e jovens, através de uma dinâmica de intercâmbio e enriquecimento de experiências e conhecimentos, com outras formações corais, diferentes realidades e modelos de trabalho.

Já sabe que o nosso site está em permanente atualização com a atualidade religiosa. Na RTP2, pelas 15.00, o programa ECCLESIA leva até si as notícias e pelas 22:45, na Antena 1, oiça-nos nas ondas radiofónicas.

Propostas para hoje
Luis Filipe Santos

Santa María de Santa Eufrasia Pelletier – 24 de abril

«El triunfo de su voluntad, junto a la gracia, le permitió doblegar un carácter tempestuoso que hubiera hecho peligrar su vocación. Quiso llevar el nombre de Teresa de Jesús, pero obedientemente acogió el que se le impuso»


Santa María de Santa Eufrasia Pelletier
Santa María de Santa Eufrasia Pelletier
(ZENIT – Madrid).- Rosa Virginia nació el 31 de julio de 1796 en la isla de Noirmoutier, Francia, en medio de la Revolución francesa. Fue el lugar elegido por sus padres para refugiarse al producirse el levantamiento de La Vendée. Estos valientes defensores de sacerdotes y religiosos, por cuyas acciones en su favor debieron abandonar su lugar de origen, la bautizaron por su cuenta de forma clandestina. Cuando la niña tenía un año, el primer presbítero que desembarcó en la costa confirmó el sacramento. El estrecho vínculo que la familia continuó manteniendo con estos confesores de la fe hizo que Rosa creciera bajo el sólido fundamento de la misma. Al recibir la primera comunión sintió la llamada a la consagración. En 1805 murió una de sus hermanas y al año siguiente su padre. Entonces su madre decidió enviarla a Tours. Quedó bajo el amparo de la madre Pulchérie, fundadora de la Asociación católica. Era una persona estricta con las alumnas. Pero este trato riguroso fue conveniente para la santa, quien a los 17 años, siendo una joven bien parecida, eligió seguir a Cristo.

Desde el principio supo que debía salvar el escollo de su fuerte temperamento. Impulsiva y poco dada a la contención verbal, su tendencia a responder con salidas de tono y un apego al propio criterio ponían su voluntad y vocación en peligroso disparadero. El arrepentimiento y la aflicción que llegaban después, unido a las penitencias que se imponía, revelaban su nobleza. Pero eran caballos de batalla que le dominaban y si deseaba unirse a Cristo tenía que purificar sus tendencias. Su determinación a luchar era incontestable, y así se lo dijo a su hermana: «Será necesario doblegarme, lo sé, pero seré religiosa». Lo que vivió en el centro junto a la madre Pulchérie fue un entrenamiento para lo que tendría que asumir. En esta época tuvo noticias de la existencia del Instituto de Nuestra Señora de la Caridad y del Refugio. San Juan Eudes lo había fundado en 1641 con objeto de proporcionar una vida digna a las mujeres descarriadas (llamadas Magdalenas), y a las que podían caer en redes mafiosas movidas por desaprensivos.

Rosa ingresó en el convento de Tours en 1814 y se le encomendó ser catequista de las jóvenes. En el momento de profesar decidió tomar el nombre de Teresa. Es lógico pensar que la imponente y arrebatadora personalidad de esta mujer castellana que volcó su pasión en Cristo le sedujese. Que le hiciese creer que con este referente, junto a la gracia, también ella podría escalar las altas cimas de la santidad. Por eso quiso unirla a su persona. Pero a la superiora le pareció excesivo. Teresa de Jesús había sido una santa de tal calibre que juzgó presunción que Rosa Virginia pensase en él para llevarlo en su honor. «¿Teresa? ¿Tú, Teresa? ¿Una mujer tan grande?¡¿Por quién te tienes?! ¿Pretendes igualarla, pobrecita aspirante a la perfección religiosa? Ve a buscar en la ‘Vida de los Santos’ el nombre más humilde y escondido que haya». Sin mostrar resistencia alguna, humilde y generosa, abrió las páginas del santoral y eligió el nombre de una sencilla mujer que había conquistado la santidad: Eufrasia.

A los 29 años fue designada superiora de la Orden. Pero, poco a poco, iba viendo que la Institución no era para ella. Intuía que debía moverse con horizontes más amplios. «Yo no quiero que se diga que soy francesa. Yo soy italiana, inglesa, alemana, española, americana, africana o hindú. Yo soy de todos los países donde hay personas que salvar». En Angers habían solicitado una nueva fundación, y allí se trasladó para vivir en una casa refugio existente en la ciudad denominada «El Buen Pastor». Su ímpetu apostólico hizo de este centro un lugar fecundo desde el principio. Movida por él, solía decir: «Nuestra vida debe ser siempre el celo; y este celo debe abrazar al mundo entero». A los cuatro meses tenían más de ochenta nuevas vocaciones, una comunidad de contemplativas y una segunda rama que ha perdurado hasta nuestros días. Debía volver a Tours, pero la gente que la quería se opuso a su partida. Entre tanto, se percató de la conveniencia de fundar un generalato. Salía al paso de eventuales dificultades que podrían surgir si cada casa dependía de un prelado distinto. Además, juzgó que si existía una superiora general podría cubrir las necesidades que surgieran trasladando a las religiosas donde fuese conveniente. No tardaron en saltar a la palestra murmuraciones, incomprensiones y signos de desaprobación de quienes no compartían la obra. Fueron especialmente ácidos al ser elegida unánimemente por todas las religiosas como superiora general. «Me habéis nombrado superiora: soy indigna de ello, estoy confusa; pero en fin, ya que soy la superiora, fundaremos las ‘Magdalenas’». La acusaron, entre otras cosas, de ambición personal, afán de poder, espíritu de innovación… Fueron momentos de gran dolor, una prueba que afrontaba confiada en Dios. Una noche escribió al papa: «Si el Santo Padre encuentra dificultad en que yo sea la superiora general, me someto humildemente».

Las peticiones para que abriera fundaciones en otros lugares, incluida Roma, no cesaban y el pontífice Gregorio XVI le dio su bendición en 1835: «Ahora voy a ser yo quien va a sostener vuestro Instituto». Con su aquiescencia puso en marcha la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor. Erigió en vida más de cien casas en casi todos los continentes, sin viajar y sin los medios de comunicación que existirían después. Como aquello que se ama es por lo que se lucha y se da la vida, sus hermanas eran sostén y aliento en su dulce caminar junto a Cristo: «Como he dado a luz a mis hijas en la cruz, las quiero más que a mí misma. Mi amor tiene sus raíces en Dios y en el conocimiento de mi propia miseria, pues comprendo que a la edad en que hacen la profesión, yo no hubiese sido capaz de soportar tantas privaciones y un trabajo tan duro». Murió en Angers el 24 abril de 1868. Pío X la beatificó el 30 de abril de 1933. Y Pío XII la canonizó el 2 de mayo de 1940.

in



Una familia le enseñará al Papa las palabras de la señal de la cruz en árabe

El 27 de abril antes de partir hacia Egipto, durante el II Congreso Internacional de la Acción Católica


Cruz de Tierra Santa (Wiki commons)
Cruz de Tierra Santa (Wiki commons)
(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 24 Abr. 2017).- Una familia de Belén le enseñará al papa Francisco a hacer rezar en árabe las palabras señal de la cruz, un día antes de su partida hacia Egipto. “Así el Papa estará más preparado para su visita”, afirmaron los niños Antonio y Lea, que junto a sus papás Vincenzo y Carol Bellomo, son representantes de Tierra Santa, en el II Congreso internacional de la Acción Católica.

El mismo se realizará este próximo jueves 27 de abril en el Aula del Sínodo del Vaticano, en colaboración con el dicasterio para Laicos, familia y Vida.

En el Congreso sobre el tema “Acción católica es misión, con todos y para todos” están previstas unas palabras del Santo Padre. Y la familia Bellomo, junto a los laicos de la Acción Católica de Lampedusa y de África Centra darán un pequeño testimonio antes del discurso del papa Francisco.

Unos 300 participantes de 52 países asistirán al congreso, entre ellos obispos y responsables de los laicos de diversas conferencias episcopales y exponentes de 14 entes internacionales.

El congreso es parte de la celebración por los 150 años de la Acción Católica, que iniciará el 30 de abril en la plaza de San Pedro junto al papa Francisco.

in



Papa em Santa Marta: ‘Nas estradas do Espírito sem acordos, sem rigidez e anunciando Jesus Cristo’

Francisco retomou a missa matutina na Casa Santa Marta após a pausa para as festividades pascais


Papa Francisco em Santa Marta (Archivio Osservatore © Romano).
Papa Francisco em Santa Marta (Archivio Osservatore © Romano).
(ZENIT – Cidade do Vaticano, 24 Abr. 2017).- O Senhor nos convida a caminhar nas estradas do Espírito sem acordos, sem rigidez, mas com a liberdade de anunciar Jesus Cristo assim como Ele veio: em carne. Assim explicou o Santo Padre, na homilia celebrada na manhã de hoje em Santa Marta.

Santo Padre retomou assim nesta segunda-feira a missa matutina na Casa Santa Marta após a pausa para as festividades pascais. Também participou da celebração eucarística, o Conselho dos Nove Cardeais (C9), que volta a se reunir com o Santo Padre no Vaticano a partir de hoje até a próxima quarta-feira 26.

O encontro de Nicodemos com Jesus e o testemunho de Pedro e João depois da cura de um homem coxo de nascença foram o centro da homilia do Papa Francisco: “Jesus explica a Nicodemos, com amor e paciência, que é preciso nascer do alto, nascer do Espírito. Portanto, mudar de mentalidade.”

“Pedro e João curaram um homem coxo de nascença, e os doutores da lei não sabiam como fazer, como esconder este fato público”, diz a Primeira Leitura da liturgia do dia.

No interrogatório, Pedro e João “respondem com simplicidade” e quando são intimados a não falar mais sobre o assunto, Pedro responde: “Não podemos deixar de falar do que temos visto e ouvido. Continuaremos assim.”

“Eis a concretude de um fato, a concretude da fé” em relação aos doutores da lei que “querem negociar para alcançar um acordo”: “Pedro e João têm coragem, franqueza, a franqueza do Espírito que significa falar abertamente, com coragem, a verdade, sem nenhum pacto. Este é o ponto, a fé concreta”:

“Às vezes, esquecemo-nos de que a nossa fé é concreta: o Verbo se fez carne, não se fez ideia: tornou-se carne. Quando rezamos o Credo dizemos coisas concretas: Creio em Deus Pai que fez o céu e a terra, creio em Jesus Cristo que nasceu, que morreu…’. São coisas concretas. O Credo não diz: Creio que devo fazer isso, que devo fazer aquilo ou que as coisas são para isso…’ Não! São coisas concretas. A concretude da fé que leva à franqueza, ao testemunho até o martírio, não faz pactos ou idealização da fé.”

“Para os doutores da lei, o Verbo não se fez carne, mas lei. É preciso fazer isso só até aqui. Deve ser feito isso e não aquilo”. E assim, “se engaiolaram nesta mentalidade racionalista que não terminou com eles, hein? Na História da Igreja muitas vezes, a própria Igreja que condenou o racionalismo, o Iluminismo, caiu nesta teologia do ‘pode e não pode’, do ‘até aqui e até lá’, e se esqueceu da força, da liberdade do Espírito, do renascer do Espírito que nos dá a liberdade, a franqueza da pregação e de anunciar que Jesus Cristo é o Senhor.”

”O vento sopra onde quer e ouve-se a sua voz -concluiu o Papa- mas não se sabe de onde vem e nem para onde vai. Assim é todo aquele que nasce do Espírito: ouve a voz, segue o vento, segue a voz do Espírito sem saber aonde terminará, pois optou pela fé concreta e pelo renascimento no Espírito. Que o Senhor dê a todos nós este Espírito pascal a fim de caminhar nas estradas do Espírito sem acordos, sem rigidez, mas com a liberdade de anunciar Jesus Cristo assim como Ele veio: em carne.”

in



Viagem a Egito: Papa não usará carro blindado

O Papa, mesmo após os atentados recentes no Egito, confirmou sua vontade de visitar o país como sinal de proximidade



(ZENIT – Cidade do Vaticano, 24 Abr. 2017).- O papa Francisco durante a viagem que fará ao Egito no próximo fim de semana “usará um automóvel fechado, mas não blindado. Foi ele que quis assim”.

O indicou o diretor da Sala de Imprensa da Santa Sé, Greg Burke, ao apresentar a jornalistas nesta segunda-feira, a viagem a Egito nos dias 28 e 29 de abril.

Sobre a segurança, o portavoz disse que “vivemos em um mundo onde este aspecto faz parte da vida”. E lembrou as medidas de segurança tomadas ontem na maratona de Londres.

“O Papa, mesmo após os atentados recentes no Egito, confirmou sua vontade de visitar o país como sinal de proximidade” disse.

O Santo Padre vai participar durante a viagem, a conferência mundial para a paz convocada pela universidade de Al-Azhar, indicou Burke.

Do Egito, os organizadores da viagem anunciam mudança de logística para a missa do Pontífice que será celebrada para a comunidade católica do país no sábado, 29 de abril, no Cairo. Segundo o bispo de Luxor e presidente do Comité Organizador da visita, Dom Emmanuel Bishay, “de uma sala coberta próxima ao Estádio do Cairo se passou para o Estádio da Aeronáutica Militar”. Por ser um local militar, oferece mais garantias de segurança. E, por estar fora do centro da cidade, oferece também mais vantagens para mobilidade e estacionamento.

O Papa Francisco manterá sua viagem ao Egito, prevista para o próximo fim de semanas, apesar dos atentados de domingo 9 de abril cometido pelo ISIS, contra duas igrejas coptas, que deixaram pelo menos 44 mortos e 100 feridos.

in