sexta-feira, 26 de maio de 2017

Un médico especialista en enfermos terminales y «vegetativos» desmonta los argumentos pro-eutanasia

El Dr. Guizzetti dirige ese departamento en el Don Orione de Bergamo

El doctor Giovanni Battista Guizzetti convive día a día desde hace años con enfermos gravemente discapacitados y sus familias.
26 mayo 2017


Los activistas de la cultura de la muerte están volviendo a la carga en todo el mundo para impulsar la eutanasia, recurriendo al argumento emocional para acallar las poderosas razones que aconsejan no legalizarla.


Caterina Giojelli entrevistó al respecto para Tempi a uno de los grandes expertos italianos en cuidados a enfermos terminales o en estado vegetativo, el doctor Giovanni Battista Guizzetti:


"Trabajo aquí desde hace 21 años, desde que se abrió este servicio en 1996, y nunca, pero nunca, nadie, ni madres, ni padres, hijos, maridos, esposas, abuelos o amigos, me han pedido que suspenda los cuidados, la alimentación, la hidratación o que pusiera en práctica la eutanasia".


Las dependencias del centro Don Orione de Bergamo albergan a más de doscientos pacientes con discapacidad, entre ellos una veintena en el llamado "estado vegetativo".
Gian Battista Guizzetti es el responsable del servicio especializado en el centro Don Orione de Bergamo, donde con su equipo se ocupa, día y noche, de 24 denominados "estados vegetativos": "No soporto esta definición, no se trata de zanahorias o de troncos de madera, sino de hombres y mujeres que no han perdido la propia dignidad ontológica de seres humanos para convertirse en una especie de vegetales. Son personas que han sufrido una grave lesión en el cerebro de naturaleza traumática, hemorrágica o anóxica. No están en coma, pueden abrir y cerrar los ojos, deglutir, dormir, despertarse, bostezar, gritar, pero según la definición de moda de estado vegetativo, este estado de vigilia no estaría acompañado de un contenido de conciencia. No siempre es verdad; todas estas personas tienen, quién más, quién menos, una capacidad de relacionarse con el ambiente. Pero, sobre todo, no son estados de vida terminales, sino condiciones de vida misteriosas que pueden evolucionar y sorprender cualquier diagnóstico".


Gianbattista Guizzetti, en una imagen de hace unos años en el Centro Don Orione de Bergamo (Italia).

Cuidados y asistencia
En el centro Don Orione, cada mañana los agentes sanitarios llaman a la puerta de sus huéspedes, los saludan, los levantan de la cama, los lavan, los visten, los sientan en sillas de ruedas, mientras los acarician y les explican todo lo que están haciendo. Cuidan de ellos y prevén las complicaciones vinculadas a la patología neurológica o a la inmovilidad, como las llagas de decúbito ("en más de veinte años, aquí no ha habido nunca lesiones de este tipo"), las retracciones musculares y tendinosas, las infecciones bronco-pulmonares. "Se llama relación de cuidado y asistencia y os desafío a llamarlo distanasia, ensañamiento terapéutico, como se empezó a decir en la época del caso de Eluana".

Hileras de muertos vivientes que acabarán vegetando: así definió Piergiorgio Welby [1945-2006, activista pro eutanasia] a las personas como las que cuida Guizzetti. "¿Según qué estándares?", pregunta el médico. "Aquí se carga y se comparte el esfuerzo de cada uno de los trocitos íntegros de existencia. Aquí, contra todo pronóstico, dos personas recuperaron el habla; aquí, la conciencia no es o todo o nada, es cada instante de presencia. Pero, sobre todo, aquí la persona no la define una función o lo que era su vida antes del acontecimiento traumático. Tierra de frontera, la llaman: aquí la ley que cuenta es la de la relación, con el médico, con los seres queridos. Y precisamente aquí, donde la relación es vida, es vital, quieren proclamar el reino del absolutismo individualista, de la autodeterminación del yo. Es cosa de locos, de locos que nunca han entrado aquí dentro".

Testamento vital
Guizzetti es el médico más escuchado por los periódicos cuando se verifican, aunque sean raros, casos de personas que despiertan de su estado vegetativo. Su libro Terry Schiavo e l’umano nascosto (Società Editrice Fiorentina) está lleno de respuestas al misterio de la condición en la que viven personas que, en apariencia, son ajenas al mundo de los sanos ("testigos" involuntarios de la necesidad de los DVA, Documento de Voluntades Anticipadas); respuestas que surgen de la experiencia, de una poco común capacidad de juicio y, sobre todo, del afecto, que es lo que salva a la vida de su perenne fragilidad y la acompaña a su cumplimiento, en lugar de eliminarla sin piedad, decretando la muerte por hambre y sed a golpe de leyes y sentencias judiciales.

Terri Schiavo (1963-2005) (abajo) murió por deshidratación tras una larga polémica legal entre su marido, que quería desconectarla, y sus padres, que querían cuidar de ella. El doctor Guizzetti recogió en este libro todos los avatares del caso.



Por este motivo, cuando vio que se aprobaba en la Cámara de los Diputados italiana el decreto de ley sobre el testamento vital (que está siendo discutido actualmente en el Senado), Guizzetti sintió "una gran rabia. Si los DVA llegan a ser vinculantes, una decisión en relación a un acontecimiento del que no se sabe ni cómo ni cuándo sucederá ni si sucederá, se convertirá en la última palabra para el médico y el paciente. Pero el acontecimiento -es algo evidente para todo el que haga mi trabajo- le da un vuelco total a las decisiones y convicciones".

Es el caso de Sylvie Menard, la oncóloga alumna de Umberto Veronesi (1925-2016, oncólogo y ministro activista de la eutanasia). Ella fue favorable durante años a la eutanasia y al testamento vital y, tras descubrir que tenía un tumor, cambió radicalmente su posición.

La doctora Sylvie Ménard, oncóloga, cambió radicalmente su punto de vista sobre la eutanasia tras padecer cáncer ella misma.


"Se necesita tener mucha cara dura para no llamar 'distanasia' a la bárbara práctica de suspender la alimentación y la hidratación. Puesto que la suspensión ya es considerada legítima en la fase terminal de una enfermedad, en el caso de personas gravemente inválidas como las del centro Don Orione, que tienen una esperanza de vida de 10, 15, 20 años, se la llama condena a muerte. ¿Desde cuándo tener a disposición un médico que te mata se ha convertido en un derecho o una oportunidad para un enfermo?", pregunta Guizzetti.

DJ Fabo y abandono
Según la Fiscalía, que ha solicitado el archivo del caso, un acto antijurídico como la ayuda al suicidio, llevada a cabo por Marco Cappato en el caso de Fabiano Antoniani (DJ Fabo), se convierte en jurídico si se realiza con el fin de aprobar un derecho: el derecho a la dignidad humana del dj que, si hubiera suspendido los cuidados para morir, "habría sufrido obligatoriamente una lenta agonía, no cuantificable". Quien invoca en estos días la muerte digna parece utilizar como arma el miedo que el hombre tiene al dolor y a la enfermedad, acallando así cualquier objeción y dividendo el debate de manera indecorosamente maniquea: "El único miedo que tienen las personas -y lo digo como médico que antes de trabajar en el Don Orione ejerció su profesión durante años como médico de familia-, es la del abandono terapéutico, de quedarse solos. En mi carrera he conocido personas que no estaban dispuestas a dejarse operar o a seguir ciertos tratamientos, pero nunca nadie ha querido interrumpir la relación de cuidado, precisamente por miedo a quedarse solo con el propio dolor. Humano y real: en relación a esto le digo que el dolor hoy en día se puede controlar en la casi totalidad de los casos; existe sólo un pequeñísimo porcentaje de pacientes para los que, en la fase final de la vida, se tiene que recurrir a la sedación profunda".

No hay anestésico para la vida
Existen, explica el médico, los cuidados paliativos, cientos de fármacos, desde los simples analgésicos a los derivados del cannabis, absolutamente eficaces, por lo que "quien incita al miedo colectivo de 'sufrimiento atroz' no ha entrado nunca en un hospital para enfermos terminales, o ha entrado y miente sabiendo que miente". Guizzetti utiliza la algiología [ciencia del dolor] constantemente: "Veronesi sostenía que los estados vegetativos, a causa de las graves lesiones en la corteza cerebral, no podían sentir dolor. No es así. Sufren, como los "sanos", de cólicos renales, de dolores articulares. Sufren y lo superan, no hay anestésico para la vida. Pero no lo llaméis agonía. Las palabras tiene un peso: inocular una sustancia que causa la muerte o suspender lo que te mantiene en vida, en cambio, ¿cómo lo llamamos?».

"Decidle que soy feliz"
En 2011, en el centro Don Orione, precisamente mientras se debatía en el Congreso de los Diputados el testamento vital, un "estado vegetativo irreversible" rompía el silencio de años con un mensaje para su marido: "Decidle que soy feliz". Sucedió como un hecho no previsto tras una inyección en la columna vertebral de un fármaco utilizado para combatir la espasticidad. Después Lucia aprendió a comunicar y a jugar con un ordenador. Y como ella, también Domenico Mauro que, a través de sensores colocados en el cráneo, consiguen realizar órdenes simples bajo mando o mover una pala de ping pong en la pantalla del ordenador.

Gestos terapéuticos
Quien habla de una "dulce muerte" para las personas en estado vegetativo probablemente no las ha visto nunca, no ha visto nunca la relación que aún se puede costruir con ellas, no ha visto cómo es posible cuidarlas para garantizarles el mayor confort posible. "La nuestra es la historia de un cuidado muy simple, con un bajo contenido tecnológico, pero con un elevado compromiso humano y asistencial, que sabe que no puedes curar -no somos ingenuos-, pero que sabe cuidar siempre, sin caer nunca en la distanasia o en el abandono diagnóstico o terapéutico. Un cuidado que busca construir una relación -siempre es posible una relación-, dar respuesta a sus concretas exigencias físicas diarias, que son nuestras mismas diarias y concretas exigencias físicas, tratar las patologías que van surgiendo, prevenir las complicaciones vinculadas a la inmovilidad, aliviar el dolor cuando aparece. Son gestos sencillos: lavar, vestir, colocar en una silla de ruedas, alimentar, pero que si se realizan en el contexto de una relación fuerte, pueden favorecer, incluso después de mucho tiempo, una capacidad de interacción con las personas y el ambiente. Gestos de cuidado que pueden convertirse en terapéuticos”.

Traducción de Helena Faccia Serrano.


in


Listos para salir de madrugada a las «urgencias» espirituales de Madrid, así son los curas del SARCU

Este es el funcionamiento del nuevo nuevo Sistema de Asistencia Religiosa Católica Urgente

David López es uno de los sacerdotes voluntarios de este servicio de urgencia y ya ha tenido una salida
26 mayo 2017


Desde hace poco más de una semana funciona en Madrid el Servicio de Asistencia Religiosa Católica Urgente (Sarcu), donde todas las noches un sacerdote está de guardia y disponible para dar la extremaunción a un enfermo o acompañar a una familia en alguna urgencia. Es una ayuda espiritual de madrugada.



"Si el dolor de los hombres no duerme, la Iglesia debe velar", afirma el diácono Bienvenido Nieto, coordinador de esta iniciativa puesta en marcha por la Archidiócesis de Madrid, que tras varios meses preparándose vio la luz el pasado 15 de mayo.

Este servicio urgente católico nació en Buenos Aires y el Papa Francisco, siendo entonces sacerdote en Argentina, fue uno de los voluntarios que participó en esta ayuda espiritual a los moribundos y sus familias.

Un teléfono para la noche y un sacerdote de guardia
Hasta la fecha, en Madrid hay 54 sacerdotes que se han presentado voluntarios que hacen turnos para cubrir las noches pues el servicio funciona de 11 de la noche a 7 de la mañana y se les contacta a través del teléfono: 91 371 77 17.  “Esperamos que el número (de sacerdotes) se amplíe en cuanto el servicio se vaya conociendo”.

El protocolo del Surca establece que el sacerdote siempre vaya acompañado por un laico, que así también podrá ayudar a la persona que ha realizado la llamada telefónica mientras el sacerdote atiende espiritualmente a la persona moribunda o enferma.


La periodista Noemí López Trujillo acompañó a los miembros de este servicio católico urgente en el tercer día de funcionamiento y lo ha contado en un reportaje en El Español. Aquel día estaba de guardia el sacerdote David López Casares, sacerdote de la Parroquia Santo Domingo de Guzmán del barrio madrileño de Aluche, en el sur de la capital.

"Mi padre se está muriendo, ¿puede venir?"
Era su primera guardia como voluntario y tan sólo un rato después de que la iniciase sonó el teléfono. “Mi padre se está muriendo, me han dicho que este es un servicio de urgencias católicas, ¿puede venir y darle la extremaunción?”, pregunta al otro lado del teléfono uno de los hijos de un hombre al que los médicos le han dicho que le quedan pocas horas para morir. Como pudo, y mientras apretaba con su mano una imagen de la Virgen de Fátima, les pidió que llamaran a un sacerdote.

Ya preparado, el sacerdote cogió su coche y recogió a Santas, una feligresa laica de 70 años que será su compañera en las guardias y le acompañará en las urgencias. “El protocolo dice que debemos ir siempre con alguien. No es otro sacerdote voluntario, sino un laico que se ofrece a ello. En mi caso es una mujer, se llama Santas y suele cuidar a enfermos”.

Confesión y extremaunción en su primera salida
Rápidamente y sin tiempo que perder ambos se dirigieron al domicilio del enfermo. Una vez allí, confesó al moribundo y le dio la extremaunción. También hablaron de Dios y consolaron a la familia del enfermo. “La familia estaba serena. Dios nos ayuda en estos momentos”, asegura Santas.

Una vez que reciben la llamada, comprueban la situación y si no se puede resolver por teléfono, el sacerdote y su acompañante se trasladan al domicilio o centro hospitalario donde se les requiera

Una hora después de que salieran de la parroquia de Aluche abandonaban la casa del moribundo. 


Hay "mucho dolor existencial"
El padre David López afirmaba que el Sarcu es una forma de acercar la Iglesia a la gente. “En los pueblos y sitios pequeños es habitual que los creyentes tengan el teléfono del párroco y que si hay una urgencia, le llamen. Pero en las grandes ciudades eso no pasa. Un dolor existencial se puede tener en cualquier momento. Igual que si te encuentras mal o tienes un accidente llamas a Emergencias para que venga el SAMUR, aquí puedes llamar también si algo te aflige”, cuenta este religioso.

Él se apuntó como voluntario precisamente por ofrecer una ayuda tan necesaria en un momento clave para estas personas y sus familias. “Por ejemplo, imagino a las personas a las que se les murió alguien en el 11-M. Cuando hay un trauma en la sociedad tan fuerte como ese es muy posible que necesites llamar para que te acompañen en tu dolor, para que te escuchen. Hay gente que necesita sentir a Dios cerca y nosotros, los sacerdotes, es lo que intentamos. Mucha gente viene a la parroquia a contarme problemas de su matrimonio o a decirme que el banco le va a quitar la casa. Tú sabes que no tienes la solución, pero la persona se desahoga”, añade.

En caso de que sea de Madrid y necesite el Servicio de Asistencia Religiosa Católica Urgente puede llamar al 91 371 77 17 en horario de 23 a 7 horas de la madrugada.


in



Jogar em casa

Bom dia!
Estes dias "jogamos em casa". De facto, entre os temas que cumprem o nosso dever de informar, a escolha destes dias vai para as comunicações sociais, para a aposta a colocar neste setor, nas váriaas instâncias da Igreja Católica e nas diferentes lideranças que a dinamizam. Em causa, o assinalar do Dia Mundial das Comunicações Sociais, no próximo domingo, o sétimo depois da Páscoa, Domingo da Ascensão na liturgia católica.
Esta manhã, chega às suas "bancas digitais" a última edição do nosso semanário, que tem por tema central essa celebração. Apresenta-se o tema da Mensagem do Papa, os projetos em curso e os desafios que se colocam a quem tem por missão anunciar uma proposta de vida com dois mil anos e tem de encontrar, na atualidade, metodologias, ferramentas, meios que levem essa "Boa Notícia" a todos os públicos.
"Boas notícias" é o ambiente para a celebração deste Dia Mundial, mas o Papa fala não fala em "boas notícias", antes em "boa notícia" na sua mensagem. Qual a diferença?
Nesta sexta-feira e sábado, entre os muitos acontecimentos que ocorrem, refiro o colóquio  "Fátima - História - Memória", que começa hoje na Academia Portuguesa da História e continua amanhã em Fátima, onde decorre hoje e amanhã o simpósio e a peregrinação a Fátima do Mundo da Saúde e, esta sexta-feira o encontro interescolas do primeiro ciclo. Milhares de alunos de EMRC de todo o país dizem "obrigado, Maria: 100 anos contigo".
Acontecimentos que pode acompanhar no portal de informação da Agência Ecclesia.
Na RTP2, o programa Ecclesia propõe-lhe uma análise à liturgia de domingo, hoje com o padre Armindo Vaz e o frei José Nunes. Depois, na Antena 1, pelas 22h45, terminamos a série de programas sobre a receção das mensagens que o Papa deixou em Fátima.
Votos de um bom dia, com boas notícias!
Paulo Rocha

quinta-feira, 25 de maio de 2017

Nova tragédia no Mediterrâneo: a Santa Sé quer corredores humanitários

Uma foto divulgada no Twitter mostra os corpos à deriva no Mar


(Guardia Costiera, Justin Forsyth E Paolo Rozera)
(ZENIT – Roma, 25 maio 2017).- As vítimas de ambas as tragédias, “os jovens mortos no atentado de Manchester e as crianças traficadas e mortas na costa da Líbia”, numa embarcação com pelo menos 500 pessoas a deriva –disse o diretor-geral da Fundação Migrantes, Dom Gian Carlo Perego– “são nossos filhos e irmãos. Defender e salvar a vida, sobretudo dos jovens e das crianças, deve permanecer a preocupação primária da política europeia”.
“Se a segurança deve ser a preocupação de todos -indicou o arcebispo- hoje talvez devemos escolher a paz como condição fundamental de segurança, corredores humanitários para a segurança daqueles que pedem proteção internacional, cooperação e desenvolvimento para defender a liberdade de não migrar e de viver na própria terra.”
O Padre Fabio Baggio, direto colaborador do Papa Francisco indicou que a Santa Sé está trabalhando para a abertura de novos canais humanitário. “Os fluxos estão destinados a aumentar e não a diminuir com o bom tempo. De um ponto de vista, é uma boa notícia, porque haverá menos mortos e provavelmente haverá mais possibilidade de realizar os resgates. De outro lado, é uma má notícia, porque quer dizer que tantas pessoas que estão na costa da Libia vão buscar todos os meios para partir com traficantes que realizam o ‘negócio do século’ porque ganham muito dinheiro às custas dos migrantes”.
“Existem canais legais -precisou- que podem favorecer a chegada de refugiados e de migrantes que fogem de vários conflitos, para que as pessoas vulneráveis possam ter acesso à proteção de que necessitam. Há propostas interessantes que estamos aperfeiçoando e em breve poderemos compartilhar também com os Estados interessados.”
in



Papa ao crianças do pediátrico de Génova: “Levarei a vocês a carícia de Jesus”

Fez uma surpresa as crianças: uma saudação por telefone mediante a emissora paroquial

Quadro na pontificia academia das ciências
Quadro Na Pontificia Academia Das Ciências
(ZENIT – Roma) – O Papa Francisco irá no próximo sábado em visita pastoral à cidade italiana de Gênova, onde tem um encontro com as crianças enfermas e seus familiares no Hospital pediátrico “Giannina Gaslini”.
Ontem a tarde, o Santo Padre fez uma surpresa as crianças da estrutura hospitalar: uma saudação por telefone, mediante a emissora paroquial ‘Rádio entre notas’, fundada pelo sacerdote genovês, Roberto Fiscer, que todas as quartas-feiras dedica sua transmissão ao Hospital  pediátrico.
“Queridas crianças, pacientes do Gaslini de Gênova, saúdo vocês todas na expectativa de encontrar-nos no sábado. Quero dizer-lhes que espero com alegria o momento de me encontrar com vocês e com seus familiares. Irei para estar um pouco com vocês, ouvi-las e levar-lhes a carícia de Jesus. Ele está sempre conosco especialmente quando nos encontramos em dificuldade e quando precisamos. Ele sempre nos dá confiança e esperança. Desde já, rezo por vocês e, por favor, rezem por mim. Obrigado e nos veremos no sábado.”
Após a saudação, o Santo Padre recitou junto com as crianças uma Ave-Maria e concedeu a bênção aos pequenos pacientes e aos familiares.
O capelão do hospital, o padre capuchinho Frei Aldo Campone, declaro a Radio Vaticano que a visita “é vista como um ato de amor: é um sinal da presença de Deus em nosso meio. Não nos esqueçamos disso. É o vigário de Cristo, que é também esperança de um melhoramento da saúde, bálsamo de consolação. Até os que não creem entendem que é a passagem de um grande bem, por conseguinte, de fraternidade, de atenção ao homem. O Papa é para todos.”
“O Papa encontrará muitos que lhe mostrarão as chagas: as chagas das mãos, dos pés, as chagas do coração. Os pais que não têm nenhuma ferida, nenhum corte, mas têm as chagas porque sentem dentro deles a dor pelo sofrimento dos filhos. O sofrimento deles assemelha-se ao de Nossa Senhora aos pés da Cruz. Maria, sem morrer, é a rainha dos mártires. E desse modo os pais sofrem ao lado de seus filhos. Sempre disse no hospital: não temos um paciente, mas três. Temos a criança que é atingida fisicamente e temos os pais dos quais cuidar também. O Papa encontrará essa humanidade que passa pela provação.”

in



Yihadistas armados ocupan la catedral de Marawi, en Filipinas, y apresan al párroco y sus fieles

25 mayo 2017


El sacerdote Chito Suganob, secuestrado en Marawi,
Mindanao, Filipinas, por yihadistas
El servicio de prensa de los obispos filipinos ha confirmado que este miércoles hombres armados de ideología yihadista han ocupado por la fuerza la catedral de Marawi, en una región de mayoría musulmana del país, y han tomado como rehenes al párroco, el padre Chito Suganob, y a varios parroquianos. 


Los agresores son miembros del llamado "grupo combatiente Maute", según declaró en un comunicado el presidente de la Conferencia Episcopal de Filipinas, Sócrates Villegas. Esta formación incluye militantes de Abu Sayyaf, una de las franquicias yihadistas en Filipinas.

"Amenazaron con matar a los secuestrados si no se retiraban las fuerzas gubernamentales", explicó el obispo.

El presidente Duterte había decretado la ley marcial el martes por la noche en la región meridional de Mindanao, donde viven cerca de 20 millones de personas y es la zona del país con más musulmanes.


A la búsqueda de un jefe yihadista
En esta parte del país, los yihadistas han saqueado la localidad de Marawi, de unos 200.000 habitantes. La violencia se disparó cuando fuerzas de seguridad entraron en una casa buscando a Isnilon Hapilon, considerado el jefe de ISIS en Filipinas.


Los Estados Unidos consideran a Isnilon Hapilon como uno de los terroristas más peligrosos del mundo, y le ha puesto un precio de cinco millones de dólares a su cabeza. Hapilon es también uno de los líderes de Abu Sayyaf, grupo islámico filipino especializado en secuestros.

Un centenar de guerrilleros armados reaccionaron incendiando edificios y llevando a cabo diversas operaciones para distraer, según el ministro de Defensa, Delfín Lorenzana.

En las fotografías compartidas en redes sociales por los habitantes, se ve a hombres armados deambulando por las calles de Marawi e izando banderas negras, parecidas a las del ISIS. Según especialistas en cuestiones de seguridad, Isnilon Hapilon está intentando unificar a los grupos filipinos que han jurado lealtad al ISIS, incluyendo este grupo Maute, que en el último año se ha enfrentado con el ejército. 


El padre Chito, un no combatiente desarmado
El arzobispo Villegas hizo un llamado de tipo religioso a los terroristas de Maute: "Llamamos al grupo Maute, que pretende llevar las armas en nombre de un Dios misericordioso y bondadoso -el mismo Dios que los cristianos veneramos y adoramos- a hacer verdadero honor al Dios único por la misericordia y la bondad". 


"En el momento de su captura, el padre Chito desempeñaba su función. No es un combatiente. No llevaba armas. No amenazaba a nadie. Su captura y la de sus compañeros viola cualquier norma de un conflicto civilizado", subrayó.

in



Atacado por piratas y refugiado, fue rescatado por una parroquia católica: ahí empezó su conversión

Huyó del régimen comunista de Vietnam y acaba de ser bautizado con su hijo

Tan Le junto a su familia y el sacerdote que le acompañó en su proceso de conversión y que se culminó con su bautismo y el de su hijo menor
25 mayo 2017


Tan Le ha sido bautizado católico y entró a formar parte de la Iglesia Católica el mismo día que su hijo pequeño de tan sólo seis meses de edad, Eli Vinh, durante la pasada Vigilia Pascual en Brisbane (Australia).


Su camino hacia el catolicismo ha sido largo y no exento de peligros y sufrimientos.
De hecho, su vida puede definirse como de película por todo lo que vivió en su infancia antes de convertirse en un empresario de éxito.

Como tantos miles de vietnamitas, su familia huyó tras la guerra de Vietnam y la toma de los comunistas de todo el país. Él tan sólo tenía cuatro años pero todavía recuerda todo lo que sucedió en esos momentos.

Asaltados por piratas y jugándose la vida
Huyeron junto a más familias en un barco de pesca. “Yo era uno de los cinco hijos, el más pequeño de mis hermanos en ese momento era un recién nacido que iba en brazos de un nuestra valiente madre cuando huimos”, cuenta  Tan Lee al Catholic Leader.

“No hagáis maletas. Tenéis que iros con la ropa que lleváis puesta y lo que hayáis podido convertir en oro. Los piratas lo saben y pueden saquear el barco y robar todo lo que tenga valor”, les dijeron a esta humilde familia.


Miles de familias vietnamitas huyeron en barcas tan frágiles como estas
Efectivamente, una vez que estaban en el mar su barco fue asaltado por piratas, que robaron todas las pertenencias que tenían estas familias y todo aquello que tuviera algún tipo de valor, por pequeño que fuera, en el barco de pesca.

A la deriva, sin nada y ya en tierra pasaron a ser refugiados
Aún recuerda el miedo que pasaron y los largos días a la deriva en un mar agitado hasta que finalmente llegaron de manera muy brusca y violenta a una playa de Tailandia. “Milagrosamente todos mis hermanos sobrevivieron”, relata Le, “sin embargo, otras familias que iban en esta travesía no tuvieron tanta suerte y perdieron seres queridos, incluyendo niños pequeños”.

Ahora esta familia estaba expatriada y no tenía absolutamente nada. En Tailandia pasaron a ser refugiados que vivían en la playa en la que el barco les dejó

Muchas otras familias vietnamitas estaban en su misma situación pero “afortunadamente –explica- nuestra petición de ayuda fue atendida por muchas comunidades en todo el mundo, incluyendo la parroquia católica de Santa maría en la ciudad neozelandesa de Christchurch".

Antes pasaron meses de retención hasta que la parroquia pudo lograr llevar a la familia a Nueva Zelanda. Allí les proporcionaron una casa, ropa y las necesidades del día a día. A estos católicos poco les importaba que la familia de refugiados que acogían fuera budista, ellos sólo vieron a una familia con cinco hijos que necesitaba ayuda.

Su primera experiencia del catolicismo
“Esta fue mi primera experiencia de la compasión extraordinaria, la generosidad y la calidez de la comunidad católica”, afirma emocionado este ahora padre de familia.

Todavía recuerda como “a pesar de éramos una familia que pertenecía a la fe budista, íbamos a misa todos los domingos y pasamos mucho tiempo con las familias de esta parroquia”.

En el año 1989 la vida de Tan Le dio otro giro cuando su familia se trasladó a Australia, concretamente a Brisbane, para estar precisamente más cerca de las familias de refugiados vietamitas con las que convivieron en el barco.

De nuevo asistía regularmente a misa siendo budista
Allí estudio secundaria y luego fue a la Universidad donde fue un estudiante de Derecho brillante. “Sin embargo, el plan de Dios me llevó siendo un joven abogado a Melbourne, donde finalmente me casé con mi esposa Tam, que provenía de una familia católica”, asegura. “De casualidad me encontré una vez más asistiendo a la iglesia con regularidad siendo yo todavía budista”.


A día de hoy Vietnam sigue siendo un régimen comunista
Su mujer se crió en Vietnam en una familia católica y asistió a un colegio de religiosas francesas por lo que la fe estaba muy interiorizada en ella. A Le le costó mucho más llegar al catolicismo. Fue un proceso lento que le llevó nueve años de lucha hasta que decidió finalmente bautizarse.

¿No sería fantástico vivir la fe en familia?
En todo ese tiempo se convirtió además en un empresario de éxito pero necesitaba algo más que el dinero o el reconocimiento. “Asistía a la iglesia para apoyar la fe de mi esposa pero fue el nacimiento de mi segundo hijo y también el ver la vida a través de mis ojos de cuatro años de edad (cuando salió de Vietnam), necesitaba una orientación espiritual tan fuerte como fuera posible”, afirma Tan Le.

Y así fue como un día se preguntó si no sería genial que toda la familia celebrara la vida unida en una misma fe. Ese era el momento en el que Dios le llamaba a ser católico pero hasta ese momento pasó toda la vida observando, aprendiendo y viendo la fe católica desde una perspectiva diferente.

La importancia de los católicos que ha ido encontrando en su vida
La ceremonia fue “un momento especial, juntos padre e hijo”. Además fue confirmado y recibió la Comunión y se sintió muy agradecido por todos los ejemplos de personas católicas con los que se ha ido encontrando en su vida: la parroquia que les acogió, su mujer católica y el sacerdote que le ha acompañado en este proceso.

“Estoy entusiasmado de comenzar este capítulo de una vida en honor a Cristo y el sacrificio que Él ha hecho por nosotros en la cruz”.


in



Folha Paroquial de S. José de 28 de maio de 2017 (Ascensão do Senhor)




E quando aterrar nos Estados Unidos?

E quando aterrar nos Estados Unidos?
O Presidente dos Estados Unidos da América, Donald Trump, encontrou-se, esta quarta-feira com o Papa Francisco no Vaticano. Dois líderes mundiais com algumas diferenças de estilo e de ação. “Manifestou-se o desejo de uma colaboração serena entre o Estado e a Igreja Católica nos Estados Unidos, comprometida no serviço à população nos campos da saúde, da educação e da assistência aos imigrantes”. Será que Donald Trump vai alterar o seu discurso e a sua política depois de ouvir o Papa argentino?

O Instituto São João de Deus (ISJD), através da Clínica São João de Ávila, organiza, esta quinta e sexta-feira o Congresso de Cuidados Continuados e Paliativos sob o tema central: «Inovação e Desenvolvimento».
Este congresso, a realizar no auditório do ISJD, em Lisboa, vai abordar várias temáticas sobre a “Reforma da RNCCI – Sustentabilidade e Financiamento” e os aspetos ligados ao “Empreendedorismo, Inovação e Tecnologia na Saúde”, e até o “Estatuto do Cuidador Informal”.
Propostas para hoje… No entanto não esqueça de ver o programa ECCLESIA na RTP2, pelas 15:00, e na Antena 1, pelas 22:45.
Já sabe que pode acompanhar todas a atualidade religiosa, em Portugal e no mundo, no site www.agencia.ecclesia.pt.

Cumprimentos
Luis Filipe Santos


As palavras do Papa em português: Audiência Geral

Nesta quarta-feira

(ZENIT – Cidade do Vaticano, 24 maio 2017).- “Saúdo os peregrinos de língua portuguesa, invocando para todos as consolações e luzes do Espírito de Deus, a fim de que, vencidos pessimismos e desilusões da vida, possam cruzar, juntamente com os seres queridos, o limiar da esperança que temos em Cristo ressuscitado. Conto com as vossas orações. Obrigado!”
in



Papa na Audiência: Jesus caminha com todas as pessoas cabisbaixas e lhes restitui a esperança

Deus não gosta de ser amado como um General que leva o seu povo à vitória, aniquilando os adversários



(ZENIT – Cidade do Vaticano, 24 maio 2017).- O Papa Francisco na Audiência geral desta quarta-feira continuou com a catequese sobre a virtude da esperança.
“Todos na nossa vida tivemos momentos difíceis, momentos em que caminhávamos tristes, desiludidos, sem horizonte, somente com um muro diante de nós. Jesus sempre está do nosso lado, para nos dar esperança,. Para nos aquecer o coração. Ele nos diz: vai avante, estou com você, prossiga.”, indicou o Sucesor de Pedro.
Francisco iniciou da experiência dos dois discípulos de Emaús, que caminhavam desiludidos após a morte de Jesus. Caminhavam tristes, porque viram morrer as esperanças que tinham depositado em Jesus, sendo a cruz erguida no Calvário o sinal mais eloquente da derrota que não tinham previsto.
E um desconhecido se aproxima: é Cristo, que então começa a sua “terapia da esperança”. “Quem a faz? Jesus. Antes de tudo, pergunta e escuta, pois o nosso Deus não é um Deus intrometido”, indicou.
Mesmo conhecendo o motivo da desilusão, deixa que falem de sua amargura. O resultado é uma confissão que mais se parece com um refrão da existência humana: «Nós esperávamos, mas…»
“Quantas tristezas, quantas derrotas, quantas falências existem na vida de cada pessoa! No fundo, somos todos um pouco como esses dois discípulos. Quantas vezes nos encontramos a um passo da felicidade e ficamos desiludidos. Mas Jesus caminha com todas as pessoas cabisbaixas. E caminhando com elas, de forma discreta, lhes restitui a esperança.”
A verdadeira esperança passa através de derrotas. Nos Livros Sagrados, não se encontram histórias de heroísmo fácil, nem campanhas fulminantes de conquista. Deus não gosta de ser amado como um General que leva o seu povo à vitória, aniquilando os adversários. A presença do Senhor lembra uma chama frágil que arde num dia de frio e vento; e, para aparecer ainda mais frágil esta sua presença neste mundo, foi esconder-Se num lugar que todos desdenham.
Com os dois discípulos, Jesus repete o gesto fulcral da Eucaristia: tomou o pão, pronunciou a bênção e, depois de o partir, o entregou. Neste gesto está também o significado de como deve ser a Igreja: o destino de cada um de nós. Jesus nos toma, pronuncia a bênção, e espedaça a nossa vida – porque não há amor sem sacrifício – e a oferece aos outros, a todos.
O encontro de Jesus com os dois discípulos é rápido. Mas nele está todo o destino da Igreja. Nos fala que a comunidade cristã não está fechada numa cidadela fortificada, mas caminha no seu ambiente mais vital, isto é, na rua. E ali encontra as pessoas, com suas esperanças e suas desilusões. A Igreja oferece escuta a todos, para depois oferecer a Palavra de vida. E então o coração das pessoas volta a arder de esperança.
O segredo do caminho que conduz a Emaús está aqui: apesar das aparências contrárias, nós continuamos a ser amados por Deus; Ele jamais deixará de nos querer bem.
“Deus caminhará conosco sempre, sempre, mesmo nos momentos mais dolorosos, nos momentos mais duros, de derrota. Ali está o Senhor. E esta é a nossa esperança, prossigamos com esta esperança, porque Ele está do nosso lado caminhando conosco, sempre!”
in