terça-feira, 13 de fevereiro de 2018

Santa Marta: “La paciencia cristiana no es resignación”

Francisco ha recordado a los cristianos perseguidos

Misa en Santa Marta © L´Osservatore Romano
Misa En Santa Marta © Vatican Media
(ZENIT – 12 feb. 2018).- El Papa Francisco ha invitado a pedir al Señor “la virtud de la paciencia”, que es propia de quien está en camino y lleva sobre sus espaldas las dificultades y las pruebas, como muchos de los hermanos cristianos perseguidos en Oriente Medio.
Esta ha sido su reflexión en la misa matutina, celebrada en la Capilla de Santa Marta, el lunes, 12 de febrero de 2018. Francisco se inspiró a partir de la Primera Lectura propuesta por la liturgia del día en la que el Apóstol Santiago escribe que “su fe, puesta a la prueba, produce paciencia”.
“¿Qué significa ser pacientes en la vida y ante las pruebas?”, ha planteado el Santo Padre. Haciendo una distinción entre la paciencia cristiana y la “resignación” y la actitud de la “derrota”, Francisco ha mostrado la “paciencia” como la “virtud” de “quien está en camino”, no de quien está “detenido” y “cerrado”.
Así, el Papa ha explicado que su significado lleva consigo el sentido de la responsabilidad, porque el “paciente no deja el sufrimiento, lo lleva consigo”, y lo hace “con gozo, regocijo, ‘perfecta alegría, como dice el Apóstol”:
“Paciencia significa ‘llevar consigo’ y no encomendar a otro que lleve el problema, que lleve la dificultad: ‘La llevo yo, ésta es mi dificultad, es mi problema. ¿Me hace sufrir? ¡Ciertamente! Pero lo llevo’. Llevarlo. Y también la paciencia es la sabiduría de saber dialogar con el límite. Hay tantos límites en la vida, pero el impaciente no los quiere, los ignora porque no sabe dialogar con los límites. Hay alguna fantasía de omnipotencia o de pereza, no sabemos… Pero no sabe”, ha señalado el Pontífice.
Cristianos perseguidos
Francisco ha dirigido un pensamiento a nuestros hermanos perseguidos en Oriente Medio, expulsados por ser cristianos: “Han entrado en paciencia como el Señor ha entrado en paciencia”.
Así el Santo Padre ha animado a rezar con estas ideas y ha invitado a decir: ‘Señor, da a tu pueblo la paciencia para cargar con sus pruebas’. Y también rezar por nosotros. Tantas veces somos impacientes: cuando una cosa no va, regañamos… ‘Pero detente un poco’, piensa en la paciencia de Dios Padre, entra en paciencia como Jesús’. Es una bella virtud la paciencia. Pidámosla al Señor”.
in



Sem comentários:

Enviar um comentário