quinta-feira, 12 de abril de 2018

Santa Marta: El Papa llama a la obediencia, testimonio y concreción


Recuerda a los cristianos perseguidos, “más que en los primeros tiempos”

(ZENIT – 12 abril 2018).- “Obediencia, testimonio, concreción” son las 3 características que brotan de la alegría pascual.
En la mañana del segundo jueves de Pascua, 12 de abril de 2018, el Pontífice Francisco ha celebrado la Eucaristía en la capilla de la Residencia Santa Marta, con la participación de algunos sacerdotes, religiosos y fieles.
El Santo Padre ha recordado que los 50 días del tiempo pascual fueron para los Apóstoles un ‘tiempo de alegría’, por la Resurrección de Cristo. Una “alegría verdadera”, pero aún dudosa, temerosa, que se pregunta cómo irán las cosas.
Mientras que, después –ha continuado el Papa– cuando desciende el Espíritu Santo, la alegría se vuelve ‘valiente’: primero ‘entendían porque veían al Señor, pero no entendían todo’. Estaban contentos pero no lograban entender. ‘Fue el Espíritu Santo el que los hizo entender todo’.
Testimonio
El Papa Francisco ha dirigido un pensamiento a los cristianos perseguidos: “Todas las persecuciones que hay… desde ese momento hasta hoy… Piensen en los cristianos perseguidos en África, en Oriente Medio… Hoy son más que en los primeros tiempos… Encarcelados, degollados, ahorcados, por confesar a Jesús. Testimonio hasta el final”.
Así, ha exhortado a todos a dar testimonio, “que fastidia tanto” –ha dicho–, a la vez que ha llamado a la “obediencia”, el camino que el Hijo “nos ha abierto”: “El cristiano, por lo tanto “obedece a Dios”, describe.
Obediencia
Francisco ha narrado que a los Apóstoles les habían prohibido predicar y anunciar a Jesús y sin embargo, después de haber sido liberados por medio de un Ángel, “vuelven a enseñar en el templo” –ha explicado–.
Y con la Primera Lectura de los Hechos de los Apóstoles, (5,27-33) y la respuesta de Pedro: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”, recordó asimismo el Evangelio de Juan (Jn3,31-36). La obediencia de los Apóstoles para seguir el camino de Jesús que obedeció hasta el final.
Concreción
El Santo Padre ha pedido concreción: “Los Apóstoles hablaban de cosas concretas, `no de cuentos’. Así como ellos vieron y tocaron a Jesús, `cada uno de nosotros ha tocado a Jesús en su propia vida´”.
La homilía del Papa Francisco, en este jueves 12 de abril ha terminado con la oración al Padre para pedir “los unos por los otros, aquella alegría que viene del Espíritu Santo, que da el Espíritu Santo: la alegría de la obediencia pascual, la alegría del testimonio pascual y la alegría de la concreción pascual”.
in



Sem comentários:

Enviar um comentário