domingo, 15 de abril de 2018

Siria: Nueva llamada del Papa “para que prevalezcan la justicia y la paz”


El Papa se dirige a “todos los responsables políticos del mundo”

(ZENIT – 15 abril 2018).- Estoy profundamente preocupado por la situación del mundo actual”, dijo el Papa tras rezar el Regina Coeli del mediodía de este domingo, 15 de abril en la plaza de San Pedro, a la que asistieron unas 30.000 personas, según la Gendarmería del Vaticano.
Una situación, dice el Papa, en italiano, “en la que, a pesar de los instrumentos a disposición de la comunidad internacional, es difícil acordar una acción conjunta por la paz en Siria y en otras regiones del mundo”.
Palabras del Papa Francisco después del Regina Coeli
Queridos hermanos y hermanas:
Hoy en Vohipeno (Madagascar) es proclamado beato el mártir Luciano Botovasoa, padre de familia y un testimonio constante de Cristo para el don heroico de la vida. Arrestado y asesinado por haber manifestado su voluntad de permanecer fiel al Señor y a la Iglesia, quien representa para todos nosotros un ejemplo de caridad y de fortaleza en la fe.
Estoy profundamente preocupado por la actual situación mundial en la cual, a pesar de las herramientas disponibles a disposición de la comunidad internacional, es difícil ponerse de acuerdo sobre una acción común por la paz en Siria y en otras regiones del mundo. Mientras rezo por la paz e invito a todas las personas de buena voluntad a continuar haciendo lo mismo, hago nuevamente un llamamiento a todos los responsables políticos, para que prevalezcan la justicia y la paz.
Con dolor he recibido la noticia del asesinato de los tres hombres secuestrados a finales de marzo en la frontera entre Ecuador y Colombia. Oro por ellos y por sus familias, y estoy cercano al querido pueblo de Ecuador, animándole a seguir adelante unido y pacífico, con la ayuda del Señor y de su Santísima Madre.
Encomiendo a sus oraciones a las personas, como Vincent Lambert, en Francia, el pequeño Alfie Evans, Inglaterra, y otros en diversos países, que viven, a veces desde hace largo tiempo, en un estado de enfermedad grave, con asistencia médica para las necesidades básicas. Son situaciones delicadas, muy dolorosas y complejas. Oremos para que cada persona enferma sea siempre respetada en su dignidad y curada de manera adaptada a su estado, con el acuerdo de sus familiares, de los médicos y de los otros profesionales de la salud. Un gran respeto por la vida.
Saludo con afecto a todos vosotros, peregrinos de Italia y de muchas partes del mundo: familias, grupos de parroquiales, escuelas, asociaciones. En particular, saludo a los fieles de California; así como los de Arluno, Pontelongo, Scandicci, Génova-Pegli y Vibo Valentia; a los niños de la Escuela “Hijas de Jesús” de Módena y a los “Amigos de Pablo VI” del grupo de Pescara.
Les deseo a todos un buen domingo. Y por favor, no se olvide de rezar por mí. Buen almuerzo y adiós!
in



Sem comentários:

Enviar um comentário